Vanessa Drummond es la propietaria de la marca, también la directora creativa y quien comanda y orienta el proceso de fabricación de artesanos en México.

Su visión es crear diseños atemporales: utiliza cristales italianos, trabajados artesanalmente con colores que acompañan las tendencias, pero que resisten a los cambios de moda.

Los cristales se combinan junto a los metales y texturas en líneas puras. Aunque los materiales y las técnicas son convencionales, en sus propuestas la diseñadora los explora, manipula y reinterpreta hasta conseguir patrones sencillos, de estética limpia y con un estilo propio de la joyería. El resultado son formas y asociaciones nuevas, identificadas a través de una paleta de colores específicos que se componen por su selección caleidoscópica y particular de cada quién.

El trabajo de Vanessa la ha llevado a recibir una gran cantidad de premios, entre los cuales se encuentra el 1º lugar Thahitian Pearl Trophy.

“En mi búsqueda de materiales para el concurso de Perlas del Tahiti con el tema 'Fuego bajo hielo', me encontré con el cristal y me enamoré. Nace una colección con mucha vida, son piezas combinadas entre el metal, los colores, la delicadeza y la transparencia del cristal.”